ilustración, pintura sobre tela y porcelana///entretelasypinceles@hotmail.es
Follow Me on Pinterest Instagram

28 de noviembre de 2008

MIS BUENOS AIRES QUERIDOS....

No, no voy a hablar de la conocida canción de Gardel ni de la bellisima ciudad argentina, asentamiento por cierto de los ancestros de mi familia materna después de muchos destinos..... quiero hacerlo de abanicos. Pensareis que estoy loca con estos fríos que corren, pero así de "raras "somos las personas ¿podéis creer que los abanicos son de los pequeños presentes más solicitados en las fechas navideñas? si, así es, yo los hago durante todo el año de varillaje de peral y país de tela, pero ahora si cabe con más cariño porque sé que van dirigidos a alguien muy especial para quien los compra. Y es que el abanico es el artilugio imprescindible por excelencia, siempre que veo a una mujer sacar uno de su bolso pienso que ella es de lo más cool y refinado gracias a ese objeto, aunque vaya con alpargatas en verano y con un simple impermeable en invierno, si en invierno , pues también es cosa del invierno, y si no pensad.... quien en una cena, por ejemplo en un fino y asfixiante restaurante con la calefacción a tope, no ha sentido la necesidad de darse aire, o bien al estar en una abarrotada discoteca con multitud de gente alrededor no ha dicho ¡ que calor dm! e inmediatamente ha pensado en un abanico. Puede ser que yo sea una antigua romántica pero me gustaría que la mujer volviera a ponerse sombrero y a usar abanico habitualmente, como hacia mi abuela (icono de la elegancia para mí) que por ejemplo para pasar la tarde en la galería necesitaba su abanico especifico para la ocasión, lo mismo si bajaba al Retiro de paseo o para andar de cafés por la Gran Via con sus amigas. Ah, ¿dónde se quedó el aroma de la distinción?.....mañana pondré más abanicos....














3 comentarios:

  1. Son preciosos, super original eso de recortar el pais para darle forma... A mí me encantan, tengo unos cuantos; supongo que lo heredé de mi madre, que en verano nunca sale sin uno en el bolso...

    ResponderEliminar
  2. Yo adoro los sombreros, cada vez me pongo más. Lo de los abanicos me cuesta un poco, pero teniendo uno tan especial, ¿quién no se animaría?

    ResponderEliminar
  3. Anda qué trabajazo no? Yo una vez intenté decorar uno con un dibujo de Jordi Labanda y lo tuve que acabar tirando de como me había quedado

    Están preciosos

    Besos mil

    ResponderEliminar

Subscribe via email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Subscribe Now: standard