ilustración, pintura sobre tela y porcelana///entretelasypinceles@hotmail.es
Follow Me on Pinterest Instagram

27 de noviembre de 2008

LLEGO COMO SIN QUERER....

Llevabamos unos dias viendo en la puerta de casa un cachorro de gatito que timidamente se acercaba y cuando querias decirle algo se iba corriendo y desaparecia. Mis hijos, que estaban emocionados con su presencia, no paraban de salir y entrar de casa con leche, comida a escondidas y agua , de decirme "pobrecillo con el frio que hace y esta sólo en el campo" ,yo les dejaba porque los pobres no hacen más que pedirme que tengamos una mascota desde hace años, en concreto un perro. Siempre les decia que no (pues se lo que eso conlleva , en casa hemos tenido perros desde que eramos pequeños, perros de todos los tamaños y de diferentes razas...dalmatas, cocker....hasta presas canario) pero ultimamente me estaba ablandando cuando pensaba en los pros que para unos niños significa tener una mascota. Pues bien como para corroborar mi idea de que todo niño necesita a su lado un conciencia animal para crecer, apareció Puchi en nuestras vidas, al principio como ya he dicho, yo no queria ni oir hablar de animales (menos de gatos que me daban hasta miedo), pues sólo pensaba en mi, en que ya tenia bastante trabajo para uno más, en que seria lo que faltaba, en que yaaaaaaaaaaaa..........hasta que de repente note que el gatito se frotaba contra mis piernas y ya no pude negarme ni un minuto más. Esa misma tarde le llevamos al veterinario para que le vacunara y desparasitara, y desde entonces este gatito de unos cuatro o cinco meses, que es una mezcla entre siames y persa , está con nosotros y parece que se encuentra muy a gusto, al igual que nosotros...¿Le habremos adoptado nosotros o será él el que nos haya adoptado ?.

6 comentarios:

  1. Entre las dos podemos montar una tienda de animales!! ya juntaremos a Puchi con Laila, a ver que tal.Muchos besos. Ah!me encanta tu blog, eres una artista!!

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo una perrita, y es cierto que da trabajo, sobre todo cuando es pequeña y hay que educarla. Pero compensa, siempre compensa, por la compañía y cariño y alegría que te dan. Y si tienes niños ya es casi imprescindible!

    Y lo que te pasó con la gatita nos pasó a nosotros con un pajarito: un buen día se coló por una ventana abierta, tenía una herida en la cabeza y le faltaban las garras de una pata. Nos lo quedamos, y buscando por Internet descubrimos que era un diamante mandarín y tenía menos de 6 semanas. Se curó perfectamente y un año después sigue cantando feliz en su jaula.

    ResponderEliminar
  3. Pues te felicito por la decisión. Yo tengo una gata de 4 años y traerla a casa fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida ¡la adoro!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena a los dos!!
    A tí por este premiazo de la vida !!
    A él por caer en una casa donde se le va a querer un montón!!
    Un beso!
    Eva

    ResponderEliminar
  5. Hola Chelo, lei tu comentario en mi blog y decidí ver el trabajo de la persona que decía cosas tan bonitas y la verdad es que no me equivoque, me gusta mucho tu trabajo.
    En cuanto al gatito, puedes apostar que os escogio el, los gatos no son de las personas, sino que las personas son de los gatos.
    Por cierto los abanicos preciosos.
    Saludos de alex

    ResponderEliminar
  6. Que bonita historia!
    Los gatos son maravillosos, yo los adoro!

    ResponderEliminar

Subscribe via email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Subscribe Now: standard